Odontopediatría y ortodoncia infantil

odontopediatria y dentista para niños

La odontopediatría es la especialidad dental para niños

Es recomendable hacer una revisión de odontopediatría a nuestros hijos cada 6 o 12 meses, ya que la salud bucal durante la infancia repercute directamente en el desarrollo del niño hasta su madurez.

En estas visitas, como dentistas especialistas en niños, nos ocupamos de cuidar y mantener el bienestar bucodental de los más pequeños mostrándole hábitos alimentarios y de higiene correctos.

¿Cuándo hay que llevar a los niños al dentista?

Se recomienda que los padres lleven a sus hijos al dentista por primera vez cuando tienen alrededor de los 2-3 años, justo cuando terminan de salir los primeros dientes de leche.

¿Cómo prevenir la caries en niños?

Para prevenir las caries es importante que se inicie en la higiene dental a los niños desde que empiezan a salir los primeros dientes. Para ello, será necesaria la ayuda de un adulto en el momento de cepillarse los dientes y que el cepillo sea el adecuado para el tamaño de su boca. La cantidad de dentífrico debe ser la justa y, en caso de no gustarle los sabores fuertes y frescos, existe una gran variedad creada exclusivamente para los niños.

A partir de los ocho años, ya debería ser él el responsable de su propia higiene bucal, aunque de vez en cuando, el control esporádico de un adulto seguirá siendo necesario.

El primer dentista de tus hijos

Actualmente, la odontopediatría, cuenta con métodos que hacen posible realizar los tratamientos con menos molestias, pero aun así, la aparición del dentista nunca parece ser agradable (tanto en niños como en adultos), por eso, si queremos evitar que el niño tenga miedo cuando visita la clínica dentista.

Aconsejamos no explicar las malas experiencias a los niños sobre pasadas visitas al dentista ni amenazarles con ir a revisar sus dientes si se portan mal, ya que esto hará que tengan una visión negativa del hecho de acudir a la clínica.  Debemos enviar mensajes positivos.

En Dentsalut ofrecemos un trato cálido y cercano para que tu hijo se sienta relajado y protegido. Recuerda que la mejor forma de evitar el miedo al dentista es una visita frecuente y que una visita frecuente al dentista es la mejor garantía para mantener una correcta salud bucodental en una etapa tan importante como la del desarrollo infantil.